Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

PRIMERA ENTREVISTA TRAS ANUNCIAR QUE DEJA LA POLÍTICA

Pardo: “No me siento ni el hombre fuerte ni el imprescindible del PP”

El presidente de la Diputación de Soria asume que el sentimiento autonómico en Castilla y León “todavía tiene que reverdecer mucho" y exige el Corredor del Duero

L.M.Torres / L.Sánchez/ ICAL
14/01/2015

 

Desde que el presidente de la Diputación de Soria y alcalde de El Burgo de Osma, Antonio Pardo anunciara su decisión de abandonar la política al finalizar esta legislatura y de renunciar a continuar con la Secretaría del PP, los mentideros laten con fuerza en la provincia soriana. Resulta ilógico que el hombre fuerte del PP, considerado como un político capaz, trabajador, buen gestor y con aspiraciones políticas abandone su dilatada carrera. Admite que ha tenido discrepancias “normales” de pareceres con la presidenta del PP de Soria.

Sin embargo, reitera que su decisión obedece exclusivamente a motivos personales y que quiere volver a su negocio después de su dedicación exclusiva durante 20 años al servicio público. Ha sido capaz de ganar cinco elecciones municipales con mayoría absoluta y deja una “Diputación saneada y con proyectos de futuro” cuyos presupuestos cuentan hasta con el beneplácito de la oposición. En su momento más dulce, dice adiós definitivamente. Al presidente que le suceda le deja dos proyectos pendientes para Soria: convertir el Colegio Universitario en un complejo hostelero y la Casa de Soria en Madrid en el Centro de Referencia Gastronómico Soriano.

Con todo, Antonio Pardo defiende la existencia de las diputaciones, porque son “las conocedoras de las necesidades de los territorios” y aboga por “dotarlas de mayor responsabilidad y mayor peso económico”. En clave regional, asume que el sentimiento autonómico en Castilla y León “todavía tiene que reverdecer mucho, si es que puede hacerlo”, y reivindica como eje para la vertebración el Corredor del Duero, “una infraestructura de sentido común porque une el Ebro y la Comunidad autónoma”.

El dirigente popular advierte, en este sentido, de que las instituciones autonómicas y nacionales “podían haber hecho mucho más por el desarrollo de Soria” y reclama que “ahora tienen que tener un compromiso definitivo”. Exhorta también a todos a trabajar para paralizar el constante goteo de pérdida de población, si se quiere ganar el futuro.

¿Cómo se encuentra después de hacer pública su decisión?

Muy bien. Francamente me he quitado un peso de encima porque es algo que venía estudiando y valorando desde hace mucho tiempo. Ha sido una decisión meditada. Ya está dicho, anunciado y no hay marcha atrás de ninguna clase y tengo que mirar al horizonte de mi futuro próximo.

¿Conocía la presidenta del PP esta determinación?

Con María del Mar Angulo lo he hablado durante el año pasado y la decisión definitiva se la trasladé el viernes pasado, día en que la hice pública a los diputados de la institución provincial. Pero ella conocía que yo valoraba esa posibilidad.

Comentó que había sido la decisión más difícil de tomar de su carrera política ¿La da por finalizada?

Sí.

¿Qué le queda pendiente?

En la Diputación me hubiera gustado hacer más cosas, entre ellas, poner en marcha ese gran proyecto del Colegio Universitario de Soria (CUS) y convertirlo en un complejo hostelero de primer orden en el centro de la capital. Creo que hubiéramos sido capaces y creo que hubiera venido bien a la ciudad. También me quedo con las ganas de reorientar la casa de Soria en Madrid, porque no está bien utilizada. Los tiempos han cambiado y hablar de ‘sorianismo’ estando a hora y media de la capital de España no tiene sentido. Tenemos 500 metros cuadrados de superficie en el centro de la capital de España y yo hubiera impulsado la creación de un centro de referencia gastronómica de Soria en ese edificio. Lo pongo en la agenda para que aquellos que me releven lo puedan hacer. Además, queda continuar con la vertebración de la provincia y estar pendiente de Norma.

De su gestión en la Diputación, ¿cuál es el legado de estos años?

Dejo una Administración saneada y a esto nadie está acostumbrado. Pagamos a nuestros proveedores en 8,6 días y tiene una deuda muy reducida, e incluso en el año 2015 podría eliminarla por completo. Creo que dejo un buen legado. Además, la institución está perfectamente organizada con un objetivo claro de atención al medio rural y con muchas actividades y proyectos.

¿Cómo se han tomado sus vecinos de El Burgo de Osma la noticia?

Con mucha tristeza porque son 20 años unido a sus vidas. He recibido numerosas llamadas y mensajes pero todo tiene un principio y final. A los que me han visto crecer y a los que se han incorporado a la sociedad burguense les dejo una parte importante de mi historia y de mi vida. Mi trabajo formara parte también de la historia del Burgo. Hay un sentimiento recíproco de cariño, que continuará porque yo voy a seguir viviendo en la villa.

¿Ya está preparado el relevo?

Sí, mi partido y la Junta Directiva de El Burgo trabajan en ello.

Muchas son las voces que señalan a su mala relación con la presidenta del PP de Soria, María del Mar Angulo, como el factor clave de su abandono de la política…

Me lo han preguntado 45 veces. No hay mala relación. Yo me voy de la política porque es lo que he valorado como mejor opción para la política, para mí y para mi familia. Además todavía soy joven y puedo incorporarme a mi actividad profesional, que es ser trabajador autónomo en mi joyería de El Burgo de Osma. Y esto es por lo que me voy. Las cuestiones personales, porque puede haber opiniones divergentes o contrarias, no pueden ser un motivo para tomar una decisión de este tipo; sería ilógico. Yo cuando he tenido desavenencias lo que he hecho ha sido combatirlas, pero no marcharme.

Sin embargo, resulta incongruente el hecho de que decida abandonar el barco en un momento en el que usted está considerado como el hombre fuerte del PP de Soria y al que se le atribuyen méritos en la gestión de la Diputación.

No me siento ni el hombre fuerte ni el imprescindible. Creo que hay un partido fuerte, con savia nueva, gracias a la última refundación y con 1.500 militantes y afiliados y evidentemente mi partido tiene tiempo y estructura. Lo ha demostrado con el nombramiento del nuevo secretario del partido. El PP de Soria se ha puesto a trabajar y no tiene ni debe estar pendiente de Antonio Pardo nadie. Además, yo quiero pasar desapercibido por completo de todo eso.

El PP sufrió una crisis interna, tras el Congreso Provincial de 2008 ¿Cree a siete años vista que la Dirección actual del PP obró adecuadamente?

Sí, porque tendimos la mano a todo el mundo y aquel que no quiso participar lo hizo desde su libertad. Quizás la personas se han podido sentir más o menos identificado con el proyecto político, pero es que en esta mesa caben seis y hay que elegir a seis y si alguien se enfada porque se queda fuera no se puede hacer otra cosa. Habrá que tener tiempo y paciencia para que las sillas se muevan.

Sin embargo, muchos políticos influyentes se quedaron relegados…

En mi equipo de Gobierno de la Diputación hay diputados que, en aquel congreso, se significaron por otro sector y han convivido conmigo con absoluta confianza. El que se ha querido involucrar lo ha hecho.

¿Cómo vislumbra el futuro de su partido en la provincia? ¿Cree en la posibilidad de que el actual PP pueda recuperar la Alcaldía de Soria?

El candidato y la lista son las claves. Pero hay posibilidades, debido a que Carlos Martínez Mínguez está desgastado entre muchos sectores de la sociedad soriana. Cabe la posibilidad que el voto de desgaste de Martínez Mínguez se vaya por la izquierda y también puede ocurrir que se vaya por el centro. Hay que ver qué otros partidos políticos se presentan. Pero quien puede dar solidez a esta ciudad y modificar las actuales decisiones, en algunos casos ruinosas, son los gobernantes del PP que han demostrado su capacidad de gestión a lo largo de su historia.

Hay quienes ponen en tela de juicio la propia existencia de las diputaciones y creen que son una forma de caciquismo o que pertenecen a otra época y no tienen sentido con la organización autonómica.

Que vengan a preguntar al medio rural castellano y leones lo que representan las diputaciones provinciales y que saquen sus propias conclusiones.

Una de sus preocupaciones es la lucha contra la despoblación, dadas las tendencias demográficas ¿Hay posibilidad de luchar contra la despoblación con eficacia o es una lucha perdida?

Hay que trabajar para paralizar el constante goteo de pérdida de población. Esto sería un resultado bastante considerable porque las previsiones no son nada halagüeñas. En El Burgo de Osma, el pasado año fallecieron 90 personas y solo han nacido 40 y esta tendencia es la que siguen el resto de pueblos de Soria. Por eso, hay que tomar medidas y generar condiciones para el asentamiento de población que pasan por promover oportunidades y que se cree empleo.

¿Hacen las administraciones lo suficiente para hacer frente al problema?

No, hay que hacer más y hay que plantear medidas definitivas y concretas para paralizar la sangría poblacional. Y evidentemente no estamos haciendo lo conveniente para paliar el problema.

Soria aparece en muchos casos aislada y sin, aparentemente, un proyecto de futuro, ¿qué se puede hacer para que la provincia reciba ese impulso?

Soria sí sabe hacia dónde va y se están haciendo cosas. Lo que hace falta es que se emprenda más. Creo que, a veces, se mira demasiado a las administraciones públicas, que son un factor determinante a la hora de crear condiciones y medidas, pero la parte fundamental para que crezca parte de sus ciudadanos.

¿Está satisfecho con el grado de implicación de las instituciones autonómicas y nacionales con el desarrollo de Soria?

Podían haber hecho mucho más. Y ahora tienen que tener un compromiso definitivo, porque los datos de la población así lo evidencian. Además, las comunicaciones son imprescindibles para el desarrollo del territorio. Creo que deben crear las condiciones adecuadas para el emprendimiento en la provincia, se debe vertebrar Soria con comunicaciones y los ciudadanos deben generar actividad. Todavía hay posibilidades de desarrollo.

Castilla y León es una Comunidad grande y diversa. ¿Cree que el modelo está siendo eficaz para reducir las diferencias?

Es la estructura que nos hemos dado y debemos aprovechar el modelo.

¿Entiende que está suficientemente vertebrada?

Falta el Corredor del Duero, una infraestructura de sentido común porque une el Ebro y la Comunidad autónoma.

¿Cuál es el papel que deben tener las provincias en la Comunidad?

El que están teniendo, porque son las que representan el territorio rural en Castilla y León y tienen mucho que decir. En este aspecto son las diputaciones las conocedoras de las necesidades de los territorios por lo que yo abogó por dotarlas de mayor responsabilidad y mayor peso económico.

Decía Herrera hace unos años que a poco que rasques había pocos que se crean la Autonomía en la Comunidad ¿Eso ha cambiado? ¿Es bueno, malo?

No ha cambiado nada. Le doy toda la razón al presidente. El sentimiento autonómico en Castilla y León todavía tiene que reverdecer mucho, si es que puede hacerlo.

Respecto de la política, ¿Cómo se vive desde dentro el desprestigio que sufre?

De manera muy dura; hay muchos políticos que lo dejan todo por dedicarse en cuerpo y alma al servicio público, porque que creen que pueden aportar su trabajo para los demás. Ante esto dan ganas de salir corriendo.

¿Admite errores por parte de los políticos para que la situación haya llegado donde está?

Sí. Pero no son los errores de los políticos sino de la sociedad en general. Tratamos de poner mecanismos de control y lo que tiene que haber es una educación y una integridad. El que entra a trabajar al frente de las administraciones públicas sepa que lo hace por el bien del interés general y de los ciudadanos y no de su interés particular.

¿Cree que su partido está dando la respuesta adecuada a problemas como la corrupción?

Mi partido en cuanto ha habido una brizna de corrupción ha cortado por lo sano y se ha visto en los últimos tiempos. Más no puede hacer. Ha atajado el problema y ha expulsado a los corruptos. Este problema forma parte de la integridad de las personas.

¿Entiende que la gente muestre un voto de protesta y que pueda dirigirse a Podemos?

Ni lo entiendo, ni lo comprendo, ni lo comparto. Además eso está por ver y depende del tipo de elecciones a las que se vote, porque no es lo mismo votar al alcalde de tu pueblo que hacerlo al Parlamento español y eso Podemos también lo está midiendo a la hora de dar sus pasos definitivos. Sabemos que hay un cabreo en la sociedad con la clase política, eso se percibe; pero no lo resuelve los señores de Podemos.

© Copyright SORIANA DE EDICIONES S.A.
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@ds-elmundo.com

SORIANA DE EDICIONES S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria