Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

SIN ACRITUD

Nos 'hacen la Pascua'

 

EN ESTE PAÍS estamos acostumbrados a hacer la Pascua. Este dicho se emplea todo el año, sean Pascuas como hoy o, no, en lenguaje coloquial no exento de ironía. Hay, en nuestro calendario, varias Pascuas, todas en su origen de significado cristiano: el tiempo que va desde la Natividad de Cristo hasta el día de la adoración de los Magos y, hoy, domingo de Resurrección que se celebra el domingo inmediato después de la luna llena de marzo en el primer plenilunio, Pascua que los clásicos llamaban de Flores o Florida.

Siempre se cuadran las fechas de la Semana Santa según viene el calendario astral, sabiendo que el equinoccio de primavera es el 20 de marzo y que la primera luna llena será tres días después, de forma que en la Semana Santa habrá, siempre, luna llena. Y estos sincronismos se los debemos al calendario Gregoriano, del Papa Gregorio XIII, que corrigió el calendario romano de Julio César, calendario Juliano al que la Iglesia le hizo la Pascua corrigiéndolo y perfeccionándolo gracias a un astrónomo alemán, Christopher Clavius, jesuita y amigo de Galileo, que recurrió de forma conjunta a Dios y a las matemáticas astrales para confeccionar nuestro actual calendario civil acorde a las pretensiones de la Iglesia católica.


Claro, que no todos lo aceptaron, así, un notorio ejemplo se dio con los óbitos de Miguel de Cervantes y de William Shakespeare, que aunque se dataron ambos el 23 de abril de 1616, sucedieron con diez días de diferencia puesto que los ingleses tardaron en aceptar el cambio de calendario, - sabido es que eran reacios –casi dos siglos.


En cualquier caso, y después de la adopción generalizada en todo el mundo del calendario gregoriano, el año astronómico y civil son en la práctica coincidentes y, las peculiaridades de la fijación de la fecha pascual por parte de la Iglesia no presenta mayores problemas como bien dice el periodista Enrique Joven. La clave, la luna llena. Así pues, la Pascua ha de celebrarse siempre en domingo y este ha de ser el siguiente al plenilunio, no antes del 22 de marzo y nunca más tarde del 25 de abril.


Etimológicamente la palabra Pascua significa pasar, el paso de la muerte a la vida, y el Triduo Pascual lo componen los tres días desde el Jueves Santo hasta las Vísperas del Domingo de Pascua: Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. Hoy, es normal felicitar las Pascuas y siempre estar como unas Pascuas, alegre, contento y feliz. Cuando decimos a alguien que Santas Pascuas es como decirle que se contente con lo que sucede, se dice, se hace…Antiguamente también se felicitaba la Pascua del Antruejo; Pascua Bona, cuanto sobra a mi señora, tanto dona; Pascua de Flores, cuanto sobra a mi señora tanto guarda, o sea, un dicho que censura a quienes dan las cosas cuando ya no le sirven.


Ni que decir que sabemos de qué se trata si decimos a alguien me has hecho la Pascua, o estos me hacen la Pascua, ironías críticas de su actuación que solo busca fastidiarnos por no decir otra cosa. Lo contrario es estar más contento que unas Pascuas.


En cambio, el Gobierno nos ha dicho a los sorianos que Santas Pascuas en los Presupuestos Generales del Estado, o sea, que no, que punto final, que no hay más, que esperemos a los próximos que serán de Pascuas a Ramos por lo que se nos ha quedado una cara contraria a la cara de Pascuas, tal vez porque Rajoy y sus acólitos araneros, badulaques de profesión, tienen cara de cemento para con Soria.


Sin duda, sí, pero nos queda la gesta de Numancia aunque, non mortui laudabumt te, los muertos no cantarán vuestras alabanzas. ¡Felices Pascuas!

Última hora

© Copyright SORIANA DE EDICIONES S.A.
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@ds-elmundo.com

SORIANA DE EDICIONES S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria