Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

AGRICULTURA Y GANADERÍA

El universo de los seguros

Las Opas insisten en que el precio del seguro agrario no se compensa con las coberturas que ofrece, por eso, piden modificar los rendimientos, su coste y aumentar el porcentaje de subvención / Creen que es un sistema «mejorable» en el que hay que avanzar

M. CALLEJA
07/06/2017

 

Castilla y León ha creado una mesa de trabajo para analizar la política de seguros agrarios. En un año fatídico para el campo, organizaciones agrarias y administración quieren conocer las razones de la escasa suscripción de algunas líneas, entre ellas las que cubren la sequía, y, especialmente, la desigualdad entre unas provincias y otras. Destaca en este sentido el grado de aseguramiento de más del 80% en provincias como Soria, frente al porcentaje de apenas el 24% de Ávila.

Hay que poner en valor, a pesar de estos datos, que Castilla y León está diez puntos por encima de la media de aseguramiento de toda España. Aún así, como destacan las organizaciones agrarias, el seguro resulta todavía «poco atractivo» para agricultores y ganaderos.

Para la Alianza UPA-COAG la razón es el «elevado» coste que tiene en relación a la cobertura de contingencias que ofrece. Algo en lo que coinciden todas las Opas. Desde la Unión de Campesinos se pone como ejemplo el sur de Valladolid, con un nivel de aseguramiento del 11% porque, según dicen, sus rendimientos se cifran en cantidades tan bajas «que no incentivan de ninguna manera la contratación». Por el contrario, añaden, la zona norte se sitúa en un 80%.

De forma general, las organizaciones creen que el precio del seguro, que oscila entre 20-30 euros hectárea, según ASAJA, «a veces no es compensado por las coberturas que se ofrece». Esta organización insiste en que en la comunidad autónoma hay zonas con rendimientos muy bajos y, por tanto, la posibilidad de poder cobrar por sequía o mala producción es «muy remota».

UPA-COAG, por su parte, hace alusión a la «desigualdad» entre productores de la misma zona y contratantes nuevos e históricos de seguros. Creen además que es «difícil» afrontar el seguro desde el punto de vista económico, si se tiene en cuenta que después «no es posible repercutir ese coste en el precio de los productos».

Desde Agroseguro afirman estar dispuestos a «avanzar» y «mejorar» un sistema que es único en el mundo, aunque como señala José Ignacio García, director territorial de Castilla, «hay mucho andado ya».

García se pronuncia en torno a las desigualdades entre unas provincias y otras, y afirma que «el agricultor que vive exclusivamente del cereal, tiene más concienciación de riesgos sobre su patrimonio que el que lo tiene dividido». Este planteamiento también es destacado por ASAJA, que especifica que hay un número importante de explotaciones no profesionales para las que el campo no es su forma de vida principal, y «pasan» del tema. Esta organización cree que los rendimientos bajos, junto al precio y la costumbre son los motivos que conducen al nivel de aseguramiento ‘integral’ actual, que sube en la primavera hasta el 80% con el seguro de pedrisco o incendios.

Precisamente, con el objetivo de incentivar la contratación, las Opas plantean algunas modificaciones que llevarán a la mesa de trabajo creada por la Junta. Son conscientes de la importancia de esta herramienta para el campo, pero están seguros al mismo tiempo de que se debe hacer, en palabras de la Alianza UPA-COAG, una revisión «en profundidad» de las medidas de recargo que se aplican en las hectáreas aseguradas, que provoca «un encarecimiento del seguro muy difícil de asumir». Un cambio «profundo» para que el sistema de seguros agrarios se convierta en la «mejor garantía de rentas para las explotaciones profesionales».

Para ASAJA la primera medida debe ir encaminada a modificar los rendimientos que reconocen los seguros para cada comarca, y sobre todo para los más jóvenes, «que parten de índices muy bajos que no responden a su realidad productiva».

Es el caso de Raúl Martín, agricultor de 40 años de Madrigal de Las Altas Torres (Ávila). Tiene secano y regadío, y este año no ha contratado seguro, apenas ha protegido una pequeña parcela que ronda los 3.100 kilos de producción. Reconoce que la campaña es «catastrófica», aunque, al mismo tiempo, lamenta que los seguros estén sujetos a un rendimiento inferior a la producción real, como ocurre en su caso. Por eso, pide que se revise el sistema de cálculo de los rendimientos asegurables, como exige la Alianza. «El seguro no cubre los gastos», subraya este agricultor, que sí ha suscrito pólizas otras campañas.

ASAJA quiere «universalizar» el seguro, y que se ajusten los rendimientos. También pide que se incorporen cultivos y zonas desprotegidas ante la sequía, como son los forrajes o los 1,3 millones de hectáreas de pastos en la región. UPA-COAG, por su parte, es partidaria de un sistema de seguro de renta que cubra las inclemencias meteorológicas y otras variables «fundamentales» como es la venta a precios bajos. Cuestiones que se debatirán en la mesa de trabajo creada en el ámbito regional.

Este será, sin duda, un año muy complicado para el campo. Raúl eleva a unos 40.000 euros las pérdidas de este año, entre lo gastado y lo que dejará de ingresar. De esta forma, sabe que afrontar la próxima campaña exigirá ajustar al máximo las cuentas.

Las Opas entienden que el sistema de seguros necesita cambios que exigen, en palabras de la UCCL, «ajustar» los rendimientos asegurables y el coste del seguro. Esta organización apunta al alto coste de la línea de viñedo, cuya fecha de contratación coincide «con la época en la que las explotaciones tienen menos liquidez», y definen como una «carencia específica» el que no exista ningún seguro que cubra sequía en regadío. En este sentido, se preguntan: ¿Qué va a pasar con los cultivos que no prosperen por las restricciones de riego?.

UCCL reclama además el apoyo de las administraciones, «tanto regional como nacional». ASAJA y la Alianza coinciden en que es necesario aumentar el porcentaje de subvención. Y es que tienen claro que la contratación del seguro agrario sin subvención «no sería posible». Insisten en que el apoyo actual está «muy lejos» del 65% máximo permitido por Bruselas.

UPA-COAG aboga por «recuperar» el apoyo previo a la época de recortes. Junto al resto de representantes agrarios, piden que se aumente la subvención para así abaratar las líneas y fortalecer el sistema de seguros.

Desde Agroseguro creen que es bueno hacer una reflexión, aunque no comparten las críticas en torno a los rendimientos. El director territorial de Castilla asegura que estos «están ajustados a la realidad», y recuerda que el seguro se mejoró hace dos años. La media de rendimientos en la Comunidad se sitúa en los 3.025 kilos.

José Ignacio García cree, eso sí, que sería bueno avanzar en la modificación del módulo 2, si se busca una cobertura integral ante adversidades climáticas. Entienden desde esta entidad que el módulo 1 puede «no ser atractivo» al cubrir el riesgo por explotación, y apuestan por seguir por ese camino. De cualquier forma, el representante de Agroseguro mantiene que hay que tener claro que el seguro «no resarce del 100% de los daños, pero ayuda a continuar con la explotación». En cuanto a los daños, estiman que este año se superarán las 500.000 hectáreas contratadas siniestradas en Castilla y León, aunque no hay cálculos económicos aún. Se ha empezado a peritar para el aprovechamiento en verde y esta semana se va a continuar con las evaluaciones en campo.

Ernesto Martín, agricultor de Torrecilla de la Orden (Valladolid) es uno de los profesionales que han contratado el seguro contra la sequía, algo que realiza tradicionalmente. «En el campo siempre hay alguna adversidad, bien sea sequía, plagas, o no nascencia», y, en este sentido, prefiere estar preparado. Así lo viene haciendo desde que se incorporó, como «la única herramienta que tenemos ante todo tipo de contingencias». «El seguro está hecho para librar pérdidas», asegura. Por otra parte, la serie histórica corre a su favor. Ernesto cree que falta cultura de seguros. «A la gente le cuesta contratar». En su caso no se lo ha pensado dos veces. «Siempre piensas que no va a pasar nada, pero ahí está».

Los seguros son la herramienta esgrimida por la administración frente a la sequía. Las Opas siguen reclamando en este caso ayudas directas y un «rescate integral», en palabras de UPA-COAG, priorizando a los agricultores profesionales. Desde ASAJA reiteran que las zonas con producciones muy bajas «tienen que ser auxiliadas». Todo ello ante una situación «excepcional».

Propuestas opas en la mesa de trabajo

Asaja

Esta organización asegura que una campaña «tan catastrófica» como la actual tiene que obligar a «repensar» el sistema actual de seguros y suplir sus carencias. «Hay que lograr que prácticamente se universalice», para lo que, dicen, hay que ajustar los rendimientos, y también incorporar cultivos y zonas que hoy por hoy están desprotegidas ante la sequía, como son los forrajes, o los 1,3 millones de hectáreas de pastos de la región.

Alianza UPA-COAG

La organización reclama la modificación en los rendimientos máximos asegurables, y una apuesta decidida de las administraciones, con presupuesto público. La Alianza es partidaria de que se empiece a trabajar en un sistema de seguros de renta que cubra las inclemencias climatológicas y variables como la venta a precios bajos.

UCCL

La Unión de Campesinos de Castilla y León defiende el sistema de seguros, aunque cree que tiene deficiencias y es, por tanto, «mejorable». La mesa de trabajo debe, en su opinión, analizar las diferencias de contratación entre provincias y proponer medidas. Esta organización cree que las ayudas de la Junta deben aplicarse en el momento de la suscripción del seguro directamente y el Ministerio debe incrementar la partida destinado a los seguros agrarios.

© Copyright SORIANA DE EDICIONES S.A.
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@ds-elmundo.com

SORIANA DE EDICIONES S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria