Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

AGRICULTURA

Radiografía de la PAC

Solo el 5% de los agricultores de Castilla y León tiene menos de 35 años y seis de cada diez superan los 55 / Las mujeres suponen un 28% del total / Las Opas piden que las ayudas vayan al profesional y reclaman el adelanto de más del 70% de la PAC en octubre

M. CALLEJA
07/06/2017

 

Europa afronta ya el futuro de la PAC post 2020, con el objetivo desde España de que los agricultores y ganaderos sean los protagonistas de las medidas incluidas en la política comunitaria.

Un reto común en un marco complejo tras el ‘bréxit’, con nuevos desafíos y límites presupuestarios en la agenda de la UE, en el que los productores tendrán que «producir más con menos recursos».

La evolución de la PAC en Castilla y León confirma una tendencia decreciente en el número de solicitudes únicas desde 2005, más acusada en las últimos cuatro años, como consecuencia de los requisitos vinculados a la figura de agricultor activo y al establecimiento de un umbral de 300 euros por beneficiario.

Se reduce el número de las solicitudes hasta las 74.995 esta campaña, un 15% menos respecto a los 88.000 expedientes de 2014, una deriva que el director general de Política Agraria Comunitaria de la Junta, Pedro Medina, cree que será «menos acusada» hasta 2020, «aunque seguirá produciéndose». Ello no significa que disminuya la actividad agraria o ganadera, ya que, como explican desde la administración, la superficie total cultivada se mantiene, así como los censos de cabeza de ganado.

Para las organizaciones agrarias, la PAC exige «ajustes» que pasan por una política que se dirija al agricultor profesional, es decir, las ayudas deben ir encaminadas a aquellos que cotizan a la seguridad social por la actividad agraria, unos 45.000 agricultores y ganaderos en la Comunidad. Una prioridad que ASAJA, la Alianza UPA-COAG y UCCL exigen esté presente también en la negociación en Europa.

Los últimos datos PAC correspondientes a la campaña 2017 presentan datos concluyentes en Castilla y León, más allá de las ayudas. De los 69.793 expedientes presentados (personas físicas), el 71,3% son hombres, con 49.821 registros, y solo un 28,6% corresponde a mujeres, con 19.972 solicitudes del conjunto global.

Hablamos, por tanto, de un sector muy masculinizado, ya que solo en las provincias de Burgos y León el porcentaje de mujeres supera el 30%, un umbral muy deficiente y, además, con un excesivo nivel de envejecimiento en toda la Comunidad. Los datos de la administración autonómica radiografían un sector en el que solo el 4,8% de los agricultores de Castilla y León tiene menos de 35 años, lo que sigue haciendo urgente el relevo generacional en el campo, a pesar de las últimas incorporaciones.

Un relevo que solo puede consolidarse con un sector agrario atractivo, en el que el agricultor cuente con instrumentos que le ofrezcan seguridad ante la volatilidad de los mercados, y con mecanismos más simplificados, a todos los niveles, que permitan el acceso a las ayudas y a la práctica agraria con menos burocracia.

El sector está envejecido, no en vano, el 59% de los agricultores tiene más de 55 años. Un dato revelador del que son conscientes desde la administración. La Junta destaca que el número de jóvenes es «mayor», aunque reconoce también que todavía es «muy alto» el porcentaje de beneficiarios de más de 65 años, un 31% del total.

Precisamente, la futura PAC debe apostar, según el sector, por el mantenimiento de un medio rural «vivo», «con un adecuado nivel de empleo», donde se preste especial atención a colectivos vulnerables como las mujeres y los jóvenes. Así se define en la posición española que se quiere llevar a Europa.

AYUDAS SEQUÍA Y ANTICIPO Si las ayudas de la PAC suponen normalmente un 30% de la renta agraria del agricultor, este año, con las circunstancias climatológicas excepcionales que está atravesando el sector, estas serán sin duda una de las principales fuentes de liquidez. Es por eso, que las Opas piden a la administración el adelanto de más del 50% de la PAC en el mes de octubre. Así lo han requerido ya en las Mesas de Sequía, como apunta el presidente de ASAJA, Donaciano Dujo. Desde esta organización agraria piden que se solicite a Europa «juntar dos pagos», es decir, que el agricultor reciba en el primer anticipo la parte correspondiente también al mes de diciembre.

Un planteamiento que comparte el coordinador regional de la Alianza UPA-COAG, Lorenzo Rivera, que apuesta por «intentar» llegar al «máximo posible», para que los agricultores «puedan hacer frente a la nueva sementera». Desde la administración, el director de la PAC asegura que ya han transmitido al Ministerio una petición para que sea trasladada a la Comisión, de forma que se pueda abonar un porcentaje superior a ese 50%, aunque «no hay todavía confirmación».

De cualquier forma, más allá de los pagos de la PAC, que recibe el agricultor para compensar su pérdida de renta, como recuerdan las organizaciones agrarias, el sector sigue reivindicando ayudas directas para paliar los efectos de la sequía. «La situación es catastrófica», según UPA-COAG, con unas 700.000 hectáreas de secano donde «ni siquiera entrarán las cosechadoras». «No valen las excusas por parte de la administración», por eso, reclaman apoyos para las explotaciones «que más lo necesitan», además de la rebaja de módulos o los créditos blandos.

En este sentido, desde ASAJA, la Alianza y UCCL, depositan todas sus esperanzas en la próxima reunión prevista con el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera. «Queremos conocer su voluntad en un momento excepcional para el sector, si no se concretan ayudas saldremos a la calle», advierte el coordinador regional de la UCCL, Jesús Manuel González Palacín.

La sequía conllevará también cierta «flexibilidad» en términos de condicionalidad, agroambientales o ‘greening, entre otros aspectos, que ya se han solicitado a Bruselas, en la normativa de la PAC, para evitar penalizaciones. No hay constancia oficial de estas modificaciones, aunque las Opas no creen que haya problemas en este sentido.

CULTIVOS La campaña ha venido salpicada de múltiples contingencias. A la sequía y las heladas, se unía en los últimos días el granizo que ha asolado los cultivos. En un año decisivo para el sector remolachero-azucarero pendiente de su liberalización a partir de octubre, Castilla y León recupera superficie respecto a 2016 (22.493 ha), cuando la lluvia complicó las siembras, y presenta un total de 26.096 hectáreas de remolacha esta campaña, según los datos de la PAC. Se acerca de esta forma a una cifra «razonable», en un año «con dificultades o escasez de agua para riegos», como constatan desde la administración. Acor ya concretó su contratación en más de 10.000 hectáreas esta campaña.

Uno de los cultivos más afectados por la baja disponibilidad de agua en las cuencas ha sido el maíz, con León como la principal productora nacional. Las declaraciones de la PAC 2017 confirman una superficie de 98.449 hectáreas, muy por debajo de las 111.000 de la campaña pasada. Solo en la provincia leonesa se prevé este año poco más de 54.000 hectáreas, frente a las 57.860 de 2016.

La pertinaz sequía, que no asegura el cultivo hasta el final del ciclo, ha «desviado superficie» hacia el girasol, que resulta beneficiado con una superficie que se eleva hasta las 268.763 hectáreas, según los datos de la administración. Por otra parte, cultivos como la colza presentan una superficie de siembra de 38.626 hectáreas, por debajo del año pasado, mientras la patata supera las 20.000, como preveía el sector.

En cuanto a los cereales, persiste la tendencia de los últimos años, con el trigo blando ganando terreno a la cebada. Los datos de la PAC confirman una superficie de siembra de 871.905 hectáreas, por debajo de las 900.000 de 2016. La cebada, en este caso, mantiene prácticamente la misma superficie, con 789.316 hectáreas, destacando, sin embargo, la apuesta por el trigo duro, que duplica superficie, con 8.129 hectáreas, confirmando así su expansión.

De cara al futuro, desde la Junta opinan que la nueva PAC tendrá un carácter «continuista». Medina cree que se mantendrá un modelo de pagos directos como el actual, «con algunos ajustes», y con un peso «mayor» de las prácticas ‘verdes’, un apoyo al rejuvenecimiento y la potenciación de cuestiones como los seguros de renta o riesgos y a las OPs.

© Copyright SORIANA DE EDICIONES S.A.
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@ds-elmundo.com

SORIANA DE EDICIONES S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria