Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Una primavera corta merma los pastos

Las últimas lluvias han aliviado la situación en zonas como Soria, El Valle yPinares, pero no ha sido así en Tierras Altas y Baraona

Ana P. Latorre
26/06/2017

 

L a sequía y el pedrisco ha afectado negativamente a los cultivos de la provincia de Soria. Pero no nos olvidemos de la ganadería, cuyo principal sustento son los pastos naturales de las distintas comarcas. La sequía viene de lejos y los pastos en algunas zonas están mejor que en otras por las últimas lluvias. Aún así, los ganaderos tienen que recurrir al pienso como alimentación complementaria, que se está encareciendo por la falta de pastos. La situación se ha aliviado algo en las zonas de El Valle, Pinares y Soria, mientras que en Tierras Altas no se ha arreglado en la misma medida. Llega el verano con unas perspectivas muy precarias y con la producción de paja, forraje y cereal muy mermadas, según apuntaba Asaja recientemente. En años normales, el pasto

ofrece alimento a los animales durante 120 días, pero este año no ha podido ser así.
Raúl Ramírez, ganadero de la zona de El Valle, asegura que en esa zona y en Pinares las últimas precipitaciones han arreglado la situación de los pastos, gravemente afectados por la sequía. «Las tormentas han hecho que los pastos presenten un estado decente. Pero está haciendo mucho calor en las fechas en las que las plantas están en su estado más fuerte», comenta. A ello se suma que «los datos hídricos de invierno han sido muy negativos, lo que ha hecho que en mayo no hubiera nada, incluso menos que en los meses de noviembre y diciembre, por lo que ahora lo ideal sería que se recuperaran con más tormentas en las zonas de sierra y pastos».

Pilar Amanda Hernández, pastora de ovino de Tierras Altas, apunta que «la primavera comenzó sequina y después llegaron las tormentas de junio, aunque ya era tarde para la agricultura y la ganadería». El estado de los pastos es casi amarillento y si hubiera llovido desde abril estaría más verde, pero «es una situación que ya no tiene remedio». La ganadera explica que se suplementa la alimentación con pienso y que el tema de forrajes – alfalfa y esparceta – está bastante mal porque muchas fincas han declarado siniestro y no han podido recoger y empacar. Por ello, se les da paja y «se aprovecha lo que se puede en el campo y en casa se les da pienso». «Hay gente que guarda de otros años o se busca lo que haya por distintas zonas de España, aunque no hay para todos», añade.

Agustín Postigo, ganadero de Soria, explica que en su zona el estado de los pastos «se ha salvado» con las últimas lluvias registradas durante el mes de junio, pero insiste en que haría falta más para poder alimentar al ganado con los pastos porque está haciendo muchísimo calor en las últimas semanas. «El calor arrebata todo», detalla. El ganadero establece una diferencia entre el ovino extensivo y el vacuno que se mantiene en dehesas, porque en el primer caso «hay que buscarse más la vida».

Pinares

Por su parte, Antonio Medrano, ganadero de vacuno de Vinuesa, en la zona de Pinares, explica que «la sequía viene de muy lejos. Aunque se puede decir que la situación se ha aliviado un poco con las últimas lluvias, llevamos un año sin ver agua». «La cosecha afecta a la agricultura en unas fechas concretas, pero en ganadería el hecho de que lleve sin llover un año hace que se pierdan los aprovechamientos de pastos», añade el ganadero.

Podría decirse que la situación se ha aliviado en las zonas más altas, pero la situación no es como la de los mejores años. Se han echado pastos en primera floración pero en seco, porque no tienen agua abajo, en el suelo. «Ha sido una primavera que se ha quedado muy corta, como decimos nosotros, con un periodo de 15 ó 20 días en el que la planta se ha mojado pero después se ha secado», explica. Los ganaderos han echado pienso al ganado hasta que ha llegado el agua, pero si no llueve tendrá que recurrir en breve otra vez a la alimentación complementaria después de un gran tiempo de sequía en el que los pastos duran poco.

En definitiva, las lluvias de junio han aliviado la situación pero no tanto como se desea, ya que las plantas no tienen reservas de agua bajo la superficie. «A los pastos la sequía le afecta todos los días», insiste Medrano. Lo ideal para que mejore la situación es que desde mitad de agosto para adelante se registraran precipitaciones de lluvia, «agua para pastos hasta la temporada de Navidades, porque esta es nuestra cosecha para mucha gente que nos dedicamos a la ganadería».

En los Altos de Baraona, más hacia el sur de la provincia, el ganadero Martín Casado reconoce que «los pastos, como la cosecha, están fastidiados... Del invierno veníamos muy escasos de agua y en la primavera no ha llovido». Tras acabar la cosecha, apurando y recogiendo lo poco que hay, confía que la otoñada venga con agua y mejore el estado de los pastos de la zona.

En estos días de junio se ha visto obligado a pedir pienso, por la escasez de pastos en el campo, porque tiene parideras en el rebaño de ovejas. Los precios del pienso, aunque no han subido como los de los cereales, son elevados, lo que repercute en los costes a los que tienen que hacer frente los ganaderos. «Las fábricas los están manteniendo pero con las subidas de los precios de los cereales no te extrañe que suban en las próximas semanas», explica resignado el ganadero de Baraona.

© Copyright SORIANA DE EDICIONES S.A.
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@ds-elmundo.com

SORIANA DE EDICIONES S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria