Diario de Soria | Miércoles, 23 de agosto de 2017

DIÁSPORA

Rey llama a rejuvenecer e impulsar las Casas de Soria

Medio millar de personas en el último encuentro bajo la batuta de Luis Heras

Antonio Carrillo 06/08/2017

Las Casas de Soria celebraron ayer su vigésimo quinto encuentro con la capital como anfitrión. Cerca de medio millar de personas, algo menos que en otras ocasiones, se dieron cita en los diversos actos de una jornada emotiva pero también de reflexión. Emotiva, por volver a la tierra que les vio nacer y por ser el último encuentro bajo la presidencia de Luis Heras al frente de la Federación; y de reflexión, por la necesidad de rejuvenecer estas estructuras de la diáspora.

Así lo puso de manifiesto el presidente de la Diputación, Luis Rey. «Las Casas de Soria han sido siempre una magnífica embajada». Sin embargo «tenemos que convertirlo en algo más. La realidad es el envejecimiento de esas Casas de Soria» y que ayer, al menos entre los asistentes, era patente.

Por ello Rey apuntó la necesidad de «seguir empujando, manteniendo» su labor de difusión y mantenimiento de la provincia, pero con nuevos aires. De hecho en al cita se recordó que en encuentros anteriores se llegó a 700 asistentes y en esta ocasión la participación se había resentido. «Que retomen ese impulso que tuvieron», deseó.

El secretario general de la Consejería de la Presidencia de la Junta de Castilla y León, José Manuel Herrero, refrendó que desde el Ejecutivo Autonómico se está «trabajando con las Casas, con las juntas directivas, para ver cuál es el papel de las Casas en el siglo XXI». En definitiva, en un evento marcado por la marcha de quien fuese su padrino durante 22 años quedó en el aire la sensación de que tocaba evolucionar y rejuvenecer a estos entes culturales y sociales.

Ya en un plano más lúdico, Rey confesó que «me sigue emocionando» la celebración de este encuentro y de hecho es una de las cuestiones que más gratamente le han sorprendido en sus tres años al frente de la Diputación. También se comprometió a visitar todas las Casas –con algunas ya ha cumplido– porque «si algo he sentido es orgullo y cariño».

Lo primero, porque «sois un verdadero ejemplo de ser sorianos. El espíritu soriano no es igual que el de otros sitios». Lo segundo, «porque lo único que he encontrado es cariño. Los sorianos somos gente entrañable que lo damos todo». Y es que, aunque Rey nació en Valladolid, ayer se identificó plenamente como un local más. Tampoco faltó la gratitud hacia Luis Heras. «No sé que vamos a hacer sin tenerle tres meses antes en la Diputación» preparando los encuentros.

Por su parte Herrero quiso trasladar la felicitación del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quien reconoció «el valor de las Casas» y su «esfuerzo» por mantener viva la llama «de quienes tuvieron que salir de su tierra». Asimismo incidió en el interés de seguir colaborando con estos entes por su labor de mantenimiento del arraigo y difusión de la Comunidad Autónoma.

Tampoco faltaron ánimos para seguir estrechando lazos y «que sigan actuando como verdaderos agentes» de Soria en otras tierras. De hecho, comprometiéndose también a visitar las que aún no había podido, recordó cómo en países como Chile o Cuba había encontrado sorianos orgullosos de sus raíces. Ayer, la cita sirvió para seguir incrementando ese vínculo.