Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

HINOJOSA DEL CAMPO

Raúl Lozano: «Lo básico para atraer gente son los servicios»

Es un gran defensor del medio rural y del sector agroganadero, por lo que apoya decididamente el proyecto de la vaquería de Noviercas

Ana P. Latorre
30/05/2017

 


Raúl Lozano, alcalde de Hinojosa del Campo, disecciona los proyectos que se llevan a cabo en la localidad. Analiza los efectos de la despoblación en su comarca y en la provincia y subraya la importancia de las diputaciones y de proyectos como el de la vaquería de Noviercas, a seis kilómetros de Hinojosa.

Pregunta.- ¿En qué proyectos trabaja el Ayuntamiento?

Respuesta.- Trabajamos en el abastecimiento de agua, que es fundamental, en tener un servicio que no de problemas a muy largo plazo. Es fundamental trabajar en el tema de la recogida de basuras y en la iluminación, en la eficiencia energética. Es algo en lo que está trabajando la Diputación dentro del Plan Soria y estamos esperando a ver si hay medidas a nivel provincial porque es un proyecto muy costoso.
Un tema que nos preocupa mucho es la seguridad en los pueblos y poder tener una buena cobertura para móvil como para Internet con banda ancha. En Hinojosa tenemos 3G y 4G en algunas zonas y en Internet tenemos que tenerlos vía satélite y en banda estrecha.

P.- ¿Qué presupuesto hay para 2017?

R.- Unos 120.000 euros.

P.- ¿Qué actuaciones se han pedido a Planes Provinciales?

R.- Este año no hemos pedido. El año pasado hicimos una obra bianual, un depósito nuevo de agua, financiado por la Junta y por Diputación dentro del plan de sequía.Era una obra lo suficientemente importante como para no pedir este año y ser solidario con el resto de los pueblos, porque el dinero para Planes Provinciales es el que es. No porque no haya necesidades.

P.- ¿Qué población tiene Hinojosa del Campo?

R.- Tenemos 33 censados. Gracias a Dios nos vamos manteniendo. Es una pena que, al mirar los censos provinciales, Hinojosa llegó a tener 400 habitantes en 1897 y 286 en 1940. La provincia entera en 1914 tenía 154.000 habitantes y la capital 13.000. La población estaba muy repartida por la provincia. Hasta 1940 la población ronda los 150.000 habitantes y de ese año hasta hoy comienzan a descender los datos.

En verano, la población se multiplica por diez. Es uno de los retos que tienen los pueblos, preparar servicios para el verano, cuando Hinojosa puede tener muchos días 200 personas durmiendo. Contrasta con el invierno, cuando estamos 30 ó 25, por lo que el cambio es muy importante. ¡Ojalá fuera verano siempre! El ver los pueblos con tanta vida, con niños en bicicletas, el bar funcionando, las tertulias de las plazas... Lo bueno es que sigue queriendo venir gente al pueblo, se está construyendo una casa y hay otra en proyecto. Eso es una alegría porque el pueblo va a tener continuidad aunque sea de forma estival. Cada casa que se hace en el pueblo es una familia más que va a estar por allí. Son hijos del pueblo o hijos de hijos del pueblo, que no han nacido allí pero sí que han pasado los veranos. Están en la fase de querer ir al pueblo, que es lo más bonito que hay.

P.- ¿Qué causa la despoblación?

R.- Con los procesos evolutivos como la revolución industrial, la gente se trasladó a trabajar a zonas industriales porque la vida del campo era muy dura. Además, no había para todos en las explotaciones familiares, porque estamos hablando de familias de siete u ocho miembros. La gente comenzó a buscarse la vida en lugares como el País Vasco, Cataluña...

P.- ¿Qué se puede hacer en un pueblo como Hinojosa del Campo para atraer población?

R.- Si tuviera yo la varita mágica... Creo que la reversión a corto plazo es imposible, no solo en Hinojosa, sino a nivel provincial. Me fastidia ser tan catastrofista... Se puede sujetar para no ir a menos, que es lo que se va a intentar. Hay que ir un poquito más, generando puestos de trabajo y trayendo pequeñas empresas, no macroempresas, porque no podemos competir con otras provincias en cuanto a comunicaciones y telecomunicaciones. Igual es una utopía, pero pienso que con ciertos temas educacionales, a largo plazo, en una generación o generación y media, la cosa puede cambiar y la gente empezará a valorar los espacios con calidad de vida. Ycreo que nosotros tenemos uno de los mejores.

Lo básico para atraer población son los servicios. Se está trabajando mucho en ellos desde hace tiempo a través de Planes Provinciales, con inversiones en captación de agua, cambios de redes, centralización del servicio de basuras..., y casi todos los pueblos lo tienen garantizado. Según la tendencia, la Diputación va a ser el ayuntamiento de ayuntamientos, por la falta de gente para gestionar nuestros pueblos. Creo que los servicios están y lo que hace falta es darles la posibilidad de poder venir a los nuevos habitantes, en vez de ponerles pegas.

P.- ¿Las diputaciones son imprescindibles para el mantenimiento del medio rural?

R.- En una provincia como Soria, que alguien se plantee la supresión de las diputaciones, creo que es porque tiene un gran desconocimiento de la provincia. En la reestructuración del territorio, la mayor parte de los ayuntamientos están muy bien saneados, sus alcaldes hacen una labor altruista cien por cien y, antes de fusionarse con el pueblo de al lado o el más grande de la provincia, pondrían sus recursos en manos de la Diputación. Ahí queda dicho lo fundamental que puede ser la Diputación para esta provincia. Puede que haya cosas que cambiar, pero todos estamos abiertos a los cambios. Pero, cuando algo funciona, no lo toques.

P.- ¿Qué opinión tiene del Plan Soria?

R.- Tengo mis miedos. Ahora que parece ser que la Junta está dispuesta a poner ese dinero para la provincia creo que todos los agentes sociales de la provincia deben gestionarlo. Hay que estudiar la problemática decidir donde hay que invertir.

P.- El proyecto de la vaquería también se plantea cerca de Hinojosa...

R.- Sí, a seis kilómetros en línea recta. Nos toca muy de cerca por lo que nos importa y afecta bastante. En cuanto al proyecto, hay algo que no entiendo. Sinceramente, estamos hablando de vacas y no de armas de destrucción masiva. Esto está tomando unas dimensiones que yo me quedo perplejo. Con las diferentes corrientes de opinión sobre el proyecto y los datos posiblemente no reales, lo que más duele es que pueda haber enfrentamientos personales. Tiene que haber más respeto entre los que opinan de una manera o de otra, porque al final la gente del pueblo y los permisos decidirán el futuro del proyecto. Lo que más se comenta es el tema de basura y de agua y te puedo asegurar que a mí no, porque hay geólogos, hidrólogos y muchos ingenieros en la administración que son los que se van a encargar de decir si se puede o no se puede y de velar por el buen funcionamiento. Y la empresa es la primera interesada en que no haya ningún problema para poder funcionar, con todos los permisos y cumplimientos de la normativa. Estamos hablando de una inversión de 100 millones de euros. Nosotros mismos, los que vivimos en el medio rural, vemos la cantidad de controles que hay en todo lo que se echa al campo.

Me puede preocupar, y para eso están las administraciones, cómo van a encajar una macroexplotación con nuestras microexplotaciones, para que el pez grande no se coma al pequeño y se permita la coexistencia de los dos modelos en armonía. Eso sí que me puede preocupar, digamos a largo plazo. La vaquería, si pasa los permisos, es la gente de Noviercas la que decidirá si sí o si no, el resto creo que estamos hablando y opinando de más. Hay gente que está en contra de la macroexplotación, pero la globalización nos está llevando a ello. La agricultura y la ganadería es uno de los pocos sectores que falta por globalizar...No es el modelo que a mí me guste, pero si hablamos de utopías me gustaría que hubiera 200 agricultores y 50 explotaciones ganaderas en mi pueblo y en todos los demás. Pero esa realidad ya sé que no va a existir y que no vamos a volver a ello por cuestiones de producción, distribución, comercialización...Se tiende a ser más grandes y las explotaciones se van aumentando. En los años 70, un agricultor con 50 hectáreas y cuatro animales sacaba adelante a su familia, mientras que hoy hacen falta 200 o más. Cuando más tierra haya, menos explotaciones hay.

P.- ¿Cuál es la principal actividad económica?

R.- La agrícola, desde hace mucho tiempo, y es el reflejo de la situación. Hinojosa ha tenido durante muchos años tres explotaciones ganaderas importantes de ovino y porcino y en estos momentos queda una nave de porcino en integración. Ahí tenemos el reflejo, en los años 70 y 80 todos era dueños de sus cerdos con pequeñas explotaciones y ahora casi todos los cerdos de la provincia están en integración, con dos empresas. La gente trabaja como obreros autónomos de esas empresas. Es hacia donde nos llevan los tiempos.

P.- ¿Cómo se ha avanzado en el proyecto del regadío en la zona?

R.- Llevamos muchos años esperando, porque este proceso comenzó en 1997. El primer sondeo se realizó en 1998-1999 y comenzó el proceso de concentración parcelaria y el amojonamiento en 2011. Ya ha pasado suficiente tiempo y tenemos la buena noticia de que se van a invertir 1.800.000 euros en otros cinco sondeos más. Pero todavía falta acometer la obra principal, con canalizaciones, balsa... Son unos cinco millones de euros lo que faltaría por invertir. El proyecto se incluye en el Plan de Regadíos 2014-2020 de la Junta y me gustaría que esto no se dilatase más en el tiempo, que la Junta acortase los plazos y ver el regadío de Hinojosa lo antes posible convertido en realidad. Creo que puede ser un motor económico no solo para el pueblo sino para toda la comarca y, en definitiva, para la provincia de Soria.

P.- ¿Es el turismo un importante motor de desarrollo económico para toda la provincia?

R.- Hace poco leí un artículo sobre cómo los vascos vivían mejor y decía que mezclan la industria, algo seguro todo el año, con el turismo, que es más estacional y no ofrece estabilidad laboral. El turismo es una patita más y todo es bueno y suma, pero no podemos basarnos solo en turismo. Tenemos algo muy importante, que es mucho terreno, el cambio climático que nos favorece y también a sectores como la agricultura, una marca de Soria... Hay que apuntar hacia productos ligados con la tierra y la agroalimentación, porque hay un gran campo, con zonas de regadío con mucho futuro. No solo hay que pensar en producir, sino también en transformar, que es lo que ofrece riqueza. Igual no podemos competir con otras provincias en cantidad, pero sí en calidad, que es lo que demanda el mercado.

A mí me encanta hacer turismo por la provincia de Soria y hay rincones y lugares con un encanto especial, con una diferencia y una disparidad entre zonas bárbaras. Y muchas que ni se conocen y que no salen en ninguna guía. Hay muchos puentes romanos, fuentes, dehesas, pueblos despoblados impresionantes... Hay mucha riqueza y mucho por explotar, no hemos quemado todos los cartuchos.

P.- ¿Qué opina sobre la sentencia de la campana, que ha puesto al pueblo en primera línea?

R.- Hemos estado ocupando titulares por este tema durante varias semanas por la sentencia de la campana. Sinceramente, la segunda sentencia no la entiendo y no la comparto, pero sí que hay que acatarla. Creo que había quedado suficientemente claro que no tenía nada que ver la parroquia con el reloj, que es del Ayuntamiento. No hay ninguna medición del ruido, porque para eso tenemos una Ley del Ruido que contempla una medición oficial para dictaminar si se están sobrepasando los decibelios. Y, sin entrar a valorar eso, la sentencia dice que hay que suprimir la campana.Bueno, todavía no sabemos como habrá que cumplir la sentencia pero creo que debemos entender, cuando vamos a un pueblo, la realidad que existe en ese pueblo, desde perros y gallinas hasta en verano muchos niños jugando en la calle a ciertas horas. Creo que debemos tener un poquito más de lo que se llama tolerancia con los vecinos.

P.- La iglesia de Hinojosa, ¿es uno de sus mayores atractivos?

R.- Sí, sinceramente, tenemos una iglesia muy bonita y se está interviniendo en ella. Se hizo una pequeña actuación en la sacristía y se instaló un sistema de iluminación. Vamos a ver si se puede hacer más cosas, pero interviene clero y patrimonio, por lo que no es una cosa fácil.

Última hora

© Copyright SORIANA DE EDICIONES S.A.
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@ds-elmundo.com

SORIANA DE EDICIONES S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria