Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

GÓMARA

Juan Carlos Gonzalo: «El Cylog se perdió pero ahí está la red de agua para la vaquería»

Juan Carlos Gonzalo comanda un municipio que reinó en la comarca más cerealística de Soria y hoy se afana en «atender el día a día». El responsable municipal confía en que llegue la explotación de Noviercas y salpiquen a la localidad los empleos indirectos que puedan crearse.

P. Pérez Soler
16/05/2017

 

Con un ojo puesto en mantener todos los servicios en su pueblo y el otro unos kilómetros más hacia el Moncayo, el alcalde de Gómara, Juan Carlos Gonzalo, lamenta que se perdiera el barco del Cylog, pero rompe una lanza por el proyecto de la macrovaquería de Noviercas y aboga porque utilice la red hidráulica que se hizo en su día para el centro logístico del transporte.

Pregunta.- En su día fueron grandes las expectativas que generó el Cylog. ¿Qué hubiera supuesto para la comarca?

Respuesta.-Creo que el Cylog hubiera supuesto un proyecto importante para el Campo de Gómara. No es cuestión de localizar las cosas. Era un proyecto importante, comarcal, en el que se preveía el paso de unos 300 camiones diarios. Al final hubiera generado trabajo, seguro. Esos conductores tienen que comer, echar combustible... Hubiera sido una fuente de riqueza y de trabajo y desarrollo importante para la comarca. ¿Qué pasó? No lo sé. Creo, y lo digo sin ánimo de crítica, que algo no se hizo bien. Si el proyecto estaba ahí, los técnicos que desarrollaron ese proyecto no pueden decir que eso fuera una zona inundable. No lo discuto. Quizá lo sea porque por ahí pasa el río Rituerto... pero de eso se podían haber dado cuenta antes. Desde Diputación se apostó también por ese tema.

Se apostó ello y se hizo una infraestructura importante, desde la potabilizadora de Ribarroya en la que llegaba agua hasta el Cylog. De hecho está preparada la tubería y el depósito. Hubiera sido algo importantísimo.

P.- ¿No se supo reivindicar con ahínco?, ¿es un barco ya perdido?

R.- No está en mi mano, pero creo que es un barco perdido. Se reivindicó pero... El alcalde de Almenar y yo lo trasladamos al presidente de la Diputación en su día. No recibimos una respuesta concreta. Otros técnicos dijeron que no se podía hacer y que los fondos se destinaban a Navalcaballo. ¿Barco perdido?, pues sí.

P.- Ha hecho alusión a una infraestructura hidráulica. ¿Sirve para algo en estos momentos?

R.- Creo que para todas las pedanías de Almenar; en la sierra de Cardejón se hizo un depósito de un millón de litros, como otros que tenemos en Castildetierra y estaba previsto para abastecer el Cylog. Ya que se hacía la infraestructura se aprovechó pensando en que esos pueblos tuvieran la posibilidad de utilizar la potabilizadora de Ribarroya y el agua del Duero, porque al final es agua del Duero, para dar agua a esos pueblos. Como el Cylog no se hizo, eso no se llegó a poner en marcha. Todo está en desuso pero está. No sería excesivamente complicado utilizarlo. Es más, el depósito que te hablo de Castildetierra y la zona de las Vicarías tienen agua. Hace poco he tenido una reunión con ellos porque la potabilizadora de Ribarroya es propiedad de la Mancomunidad del Campo de Gómara, de la cual también soy presidente y estamos en negociaciones para que Vicarías tenga agua de la potabilizadora. Igualmente que Vicarías, que esperamos que tenga dentro de no mucho, podría tener Almenar y el Cylog.

P.- Al margen de abastecimiento humano, ¿resulta descabellado pensar en algún proyecto que tuviera que ver con la agricultura o ganadería?

R.- Para el tema de las vacas de Noviercas, si finalmente va hacia adelante. Se está haciendo un estudio hidrológico para ver las posibilidades del agua. Si eso se pone al cien por cien en su rendimiento, 20.000 vacas por 50 litros diarios cada vaca que necesita, entre beber y limpieza, son muchos litros. Si se consigue de un pozo, perfecto. Si no se consiguiera, en su momento ofrecí la posibilidad de que ese depósito que se hizo para el Cylog –de un millón de litros– se utilice para eso.

Habrá unos cinco kilómetros en línea recta desde el depósito hasta el lugar en que se quiere ubicar la vaquería. Es algo que habría que hablar. El proyecto va despacio pero es una posibilidad. Si va hacia adelante y hubiera posibilidad de dar agua, estaría encantado de hablar y de que se aprovechara esta infraestructura.

Es un plan B que yo ofrecí en su día. O incluso me atrevo a decir, que igual era hasta bueno este suministro de agua, al margen de este estudio geológico que se está haciendo. Eso está ahí. El Cylog es un barco perdido pero aprovecharlo podría dar resultado. Aprovechemos estas infraestructuras hechas para otro proyecto. Creo que es un tema importante. Si eso genera 250 puestos de trabajo –voy a ser ahora localista– y en Gómara caen ocho o diez puestos de trabajo, eso sí asienta población.

Telegestión

P.- ¿Cómo sufre Gómara el problema de la despoblación?

R.- Con mucha paciencia, mucha resignación y mucha pena. En seis años que llevo en el Ayuntamiento hay cien empadronados menos, de los cuales el 50% se ha empadronado en el cielo. Y eso es lo que nos lleva a la despoblación, no hay gente joven porque no hay puestos de trabajo. Yo lo llevo mal, le doy muchas vueltas a la cabeza. Alcaldes como yo, que ni cobramos, ni nos dedicamos a la política, nos gustaría hacer algo por el pueblo, pero sinceramente... no encuentro el qué. Estoy convencido de que la única posibilidad de fijar población es trabajo. Que pueda venir una familia, con un par de niños a los pueblos, pero de qué viven. A lo mejor se podría relanzar el tema de empresitas familiares. Si llegan las vacas de Noviercas, igual hay leche para hacer una fábrica de quesos y hay gente que se puede ganar la vida con eso.

P.- ¿Qué medidas tiene el Ayuntamiento para subir el padrón?

R.- El suelo está a precio cero, en todas las posibilidades que el Ayuntamiento tiene. En impuestos, los mínimos posibles. Cualquier alcalde de esta provincia está deseando lo mismo. Este Ayuntamiento pondría todas las facilidades que hubiera que dar. Y puedo parecer pesimista, pero lo digo... ¿Qué auguro? Si nadie hacemos nada, en 15 ó 20 años, 30 años, desaparece. También creo que en los pueblos no estamos capacitados para que una empresa venga y aterrice sin más. Creo que el problema deberían guiarlo otras instituciones, ni siquiera provinciales, sino que el Estado y el Gobierno de este país debería tomar medidas por los territorios despoblados.

P.-Hablar de empleo en este panorama...

R.-Ahora mismo empresas no tiene. La empresa más grande que tiene Gómara es la residencia, que es de propiedad municipal concesionada a una empresa y que estamos luchando por tenerla abierta, acondicionarla a la nueva normativa. Es trabajo femenino el que hay. Y estoy convencido de que ayudan más a sentar población las mujeres que los hombres. Apostamos por la residencia. Seguimos teniendo un bar que tiene un par de empleados, hay un par de talleres mecánicos y agrícolas. La gente vive de la agricultura. Por las mañanas en Gómara hay muchísima gente, seguimos siendo cabecera de comarca, teniendo farmacia, centro de salud, oficina de medio ambiente, juzgado de paz, bancos, sólo tenemos ya dos. Es curioso. En la Caja Rural hay tres o cuatro personas, y en Caja Duero hay tres personas fijas.

P.-Por cierto, tenían ustedes una gasolinera y hace algún tiempo se cerró. Imagino que en un pueblo, una noticia así causaría cierto impacto.

R.-Fue un impacto importante. Hay gente que tenemos posibilidades porque salimos más pero hay gente que no viene a Soria. Desde el Ayuntamiento me puse en contacto con Repsol en ese momento para ver las posibilidades que había pero es verdad que la gasolinera no era rentable.

P.- Están ustedes inmersos en un proyecto de eficiencia energética que les ha hecho ser pioneros

R.- Mi primer gran susto cuando entré en 2011 en el Ayuntamiento fue cuando un día le pregunté al secretario cuánto nos gastábamos en luz y me dijo la cantidad. De alumbrado público, eran sobre los 15.000 euros. A partir de ese momento miré a ver qué podíamos hacer para ahorrar. Me puse en contacto con los servicios técnicos de la Diputación a los cuales, a la Diputación, siempre estaré agradecido. Se empezaba hablar entonces del led, de que iba a producir un ahorro importante. A través de Planes Provinciales empezamos a pedir una obra de sustitución de luminarias. Entonces no estaba todavía la telegestión. Hicimos esa obra y al año siguiente otra de eficiencia energética y entonces apareció la telegestión. Me pareció importante, hicimos una visita a la fábrica de las luminarias para hacer una demostración y el pleno decidió que adelante. Ahora puedo decir que gracias a ese 60% telegestionadas por led, andaremos por los 4.000 euros. Cuando esté toda la obra hecha habrá producido un ahorro con el que nos quedaremos en unos 2.800.

P.- ¿Cuál es la disponibilidad de Gómara en cuanto a viviendas para posibles pobladores?

R.- El Ayuntamiento como tal tiene una sola vivienda habitable. Es un tema complicado. Yo intentaría hacer una bolsa, pero es complicado porque la gente tampoco vende. Si a mí alguien me dice que van a venir ocho familias y se van a asentar en Gómara, me pongo ya en marcha para posibilitar viviendas pero en estos momentos solo hay una.

P.- Los robos son un problema añadido a la despoblación.

R.- También lo hemos sufrido. Degraciadamente, tenemos muy pocos efectivos de la Guardia Civil. En Gómara ahora mismo hay tres. Nos hemos librado por ahora pero en la zona sí ha habido robos. Nos estamos librando porque hay cuartel. Es importante que nos protejan pero también tenemos que aprender a protegernos. ¿Qué podemos hacer? Tener alarma es un gasto pero eso te blinda un poco.

Última hora

© Copyright SORIANA DE EDICIONES S.A.
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@ds-elmundo.com

SORIANA DE EDICIONES S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Diario de Soria