Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

Menú Accede
Si ya eres usuario, accede...

Recordarme

¿No recuerdas tu contraseña?
Accede con redes sociales...
Si todavía no eres usuario, regístrate...

¡Regístrate ahora! para recibir los titulares del día en tu e-mail.

¡Regístrate ahora! para poder comentar noticias, participar en sorteos y concursos.

CULTURA

Unificar el legado de Machado

Íñigo Salinas
19/08/2010

 

 

 

 

El expediente completo matrimonial, una mesa de salón torneada, un taquillón de pino, un manuscrito en el que Antonio Machado y otros nueve socios del Casino instan a la junta directiva del Casino a comprar en lo sucesivo el Diario de avisos de Zaragoza o una silla de ruedas en la que el poeta sevillano trató de airear por el Paseo del Mirón los pulmones de una joven que se moría a chorros. Y el acta de defunción de Leonor, aquella joven que sucumbió a los paseos y que desde el 3 de agosto de 1912 descansa en el cementerio, cerca de un olmo viejo que recuerda la esperanza hendida de un poeta que, además de postergar hasta la eternidad la memoria de la ciudad, legó innumerables objetos que ahora se distribuyen sin demasiado orden por distintas manos de particulares, almacenes e instituciones.

 

Porque Antonio Machado, aunque nació en Sevilla, respiró aire soriano por los poros de una piel que se rindieron al Duero y a sus tierras desde que pisó por primera vez la ceniza en 1907. Sin embargo, la ciudad en la que se enamoró el que es, posiblemente, el mejor poeta español de todos los tiempos, se ha acostumbrado a ver turistas recorriendo la senda de los álamos tatuados, el aula en la que impartió clases de francés o el Círculo de la Amistad donde se reunía con otros poetas. Sin embargo, las distancias cortas han relegado a la lejanía la obra y la persona del poeta; quizás porque por el camino de la costumbre se llega a la plaza de la rutina.

 

Sea por lo que sea, el caso es que Soria, la ciudad de Machado, no tiene un museo dedicado en exclusiva a su persona como lo tienen otras ciudades no tan lejanas. Ahora está sobre la mesa el proyecto de un Museo de los Poetas cuyo nombre en plural ya es un indicativo de la pretensión de equiparar a Machado con otros poetas que, si bien eran buenos, al menos no han llegado a la altura del sevillano.

 

(Más información en edición impresa)

Última hora

© Copyright SORIANA DE EDICIONES S.A.
C/ Morales Contreras, 2. 42003 Soria. España
Contacte con nosotros: redaccion@ds-elmundo.com

SORIANA DE EDICIONES S.A. se reserva todos los derechos como autor colectivo de este periódico y, al amparo del art. 32.1 de la Ley de Propiedad Intelectual, expresamente se opone a la consideración como citas de las reproducciones periódicas efectuadas en forma de reseñas o revista de prensa. Sin la previa autorización por escrito de la sociedad editora, esta publicación no puede ser, ni en todo ni en parte, reproducida, distribuida,comunicada públicamente, registrada o transmitida por un sistema de recuperación de información, ni tratada o explotada por ningún medio o sistema, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electro óptico, de fotocopia o cualquier otro en general.

Edigrup Media: Diario de León | Diario de Valladolid | El Correo de Burgos | Heraldo - Diario de Soria